5 ejemplos del cambio de mentalidad al emigrar

5 ejemplos del cambio de mentalidad al emigrar

Muchas veces leemos -yo misma he leído-, sobre el famoso cambio de chip o de costumbres al emigrar a un nuevo país. Y déjenme decirles que, por más que leamos, esto es de las cosas que hasta que no las vivimos, no las entendemos.

Por eso se me ocurrió pensar ejemplos claros, cotidianos y concretos, para que puedan hacerse al menos una idea de este famoso cambio de chip, que parece una frase hecha.

1. ALIMENTACIÓN:

Desde que vivo en Italia bajé mucho mi consumo de carnes rojas. No es que haya hecho un cambio radical y haya dejado de consumirla, pero sin siquiera proponérmelo, la cultura del país me llevó a no comerla tan seguido.

Claro que me doy un gusto con alguna parrillada entre amigos cada tanto, pero no como la cantidad bestial que comía en Argentina. Además, los productos que encuentro en los mercados son de excelente calidad, por lo que creo que mi alimentación en general se vio bastante beneficiada en Italia.

Otra de las cosas que no hago y que si hacía en Argentina es comprar botellas de agua mineral. Siempre me ha gustado mucho el agua y no soy de acompañar las comidas con gaseosas. El agua de acá es pura y segura por ser de montaña. Por lo tanto, solo relleno botellas de vidrio que meto en la heladera/nevera, y salgo con mi botellita para cargar agua en las fuentes de la ciudad. Ya no recuerdo lo que es comprar agua embotellada en el supermercado.

2. RECICLAJE:

Alguna vez se los comenté pero, ¿sabían ustedes que, si reciclan mal en Italia, pueden tener multas? Los tipos de diferenciación de residuos varían de comune en comune, pero básicamente saber separar la basura entre orgánica, plástico, papel, vidrio e indiferenciado es super importante. 

Esto no es un hábito que se adquiera de la noche a la mañana, y que una persona del edificio no recicle bien no resulta tan grave. Pero, por ejemplo, para un restaurante que genera gran cantidad de basura, el tener mucha cantidad de residuos indiferenciados significa altas tasas de impuestos, por lo tanto es importante que adquieras el hábito no sólo porque son los residuos que generas en tu casa, sino porque, dependiendo de donde trabajes, puede ser muy necesario.

3. CUIDAR LOS RECURSOS:

Viene de la mano con el reciclaje, y también tiene que ver con el cuidado del planeta. Por ejemplo, en esta zona en la que vivo, podemos encender la calefacción recién alrededor del 15/10. Cada zona de Italia tiene una fecha estimada para comenzar a encenderla y la temperatura no pueda exceder los 20 grados.

Esto es básicamente una medida para cuidar el gas como recurso, pero además su consumo en exceso trae consecuencias, como ser un monto altísimo en tu boleta. Es importante controlar los gastos del gas en los meses más fríos (de diciembre a febrero). 

4. VALIDAR BOLETOS DEL TRANSPORTE:

No sólo es importante no perder el boleto, sino que es importante también VALIDARLO, en Italia y en muchos países de Europa. 

La validación del boleto se hace en unas máquinas como las de los colectivos de Argentina. En el metro y en el bus puede resultar bastante familiar, pero en el tren, no.

Es importante saber que una vez que compraron el billete de tren tienen que validarlo en unas máquinas, antes de subir. Una vez arriba del tren, si pasan a controlarles el boleto, por más que efectivamente lo hayan comprado en el mismo día, si no lo validaron es como si no lo tuvieran, y pueden hacerles una multa de 200€. En este post les cuento cuáles son los medios de transporte en Torino.

5. LO PÚBLICO NO ES TOTALMENTE GRATIS

Sin dudas a lo que menos estamos acostumbrados. Entendemos en nuestra mente que lo público es sinónimo de gratuito, cuando en la mayoría de los países del mundo lo público a veces también se paga. Y esto incluye a la educación pública universitaria.

También podemos llegar a creer que lo público no es lo mejor y que es imprescindible tener por ejemplo, cobertura médica privada. 

Déjenme decirles que nada más alejado de la realidad europea. Acá lo público es bueno, y siempre algo se paga, aunque esto sea mínimo. Eso que van a estar pagando, va a ser insignificante en relación a lo privado, y es algo que cuesta un poco entender, al menos, por ejemplo, a quien siempre tuvo medicina privada en un país de Latinoamérica. En este post te cuento como acceder a la salud pública en Italia.

Estos son obviamente algunos ejemplos y no todos, pero los que me resultaron bastante prácticos y que espero les sirva.

Si te gusta mi contenido, no dejes de compartir el post en tus redes sociales, y si tenés algun comentario dejamelo aquí abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top