CULTURA

Reciclar en Italia

Italia en 2004, según los datos de Eurtostat, tenía una tasa de recuperación de residuos de solo el 17,6%, y en 2014 había crecido a un 42%. En 2019, la cifra sube al 67%, ubicándose en el tercer puesto entre los países de Europa. Debo aclarar que el mayor porcentaje de esto se debe a la recolección obtenida por las regiones del norte del país.

Existe lo que acá se llama la “raccolta differenziata di rifiuti”, y cambia mucho dependiendo de donde vivas, incluso de un barrio a otro. Aquí es donde empieza el caos y el panico. Si cambias de casa, todo lo que te acostumbraste a hacer, muy probablemente va a cambiar. Si estas en Italia tienes que pagar un impuesto por los residuos que se llama tasa TARI, y es básicamente el servicio de recolección de basura. Todo el mundo la paga, pero no la paga el propietario, la paga el o los inquilinos.

Lo que hay que hacer es ir al comune (en mi caso de Torino) e inscribirse y darse de alta para pagar la tasa TARI.  No paga lo mismo la persona que vive sola o una familia, ya que esta tasa se paga por persona que habita en la casa y por los m2 que tiene. Una familia de 4 personas en Torino por año pagan alrededor de 120€. En este servicio se incluye también las bolsas de colores diferentes que te corresponden para hacer el diferenciado.

Los tipos de diferenciación como mencione antes varían según la ciudad o barrio, pero casi siempre van a encontrar estos: umido o verde (orgánico), plastica e metali (plastico y latas de aluminio limpios), indifferenziato o non recuperabile (todo lo que no se puede reciclar porque está sucio por ejemplo), carta (papel y cartones), y vetro (vidrios).

En Italia, depende del edificio, pero la mayoría de las veces se saca la basura a la puerta. En mi caso, lo que son los conteiner de diferenciado estan dentro del edificio y lo saca el encargado, pero lo que es no recuperable, que suelen ser bolsas muy chicas porque reciclo prácticamente todo (se sorprenderán y mucho), lo saco  afuera del palazzo (edificio) donde está el conteiner grande para este fin.

Si reciclas mal, pueden hacerte multas. No es que te llega la multa directamente a vos, pero si llegará a todo el edificio y lo pagarán todos los vecinos en este caso. A menos que vivas en una casa y seas el único que tendrá que pagarlo.

Para los residuos especiales, por ejemplo si queres deshacerte de un sofá o un mueble, hay que llamar a un numero de teléfono y te lo pasan a recoger por la puerta de tu casa.

Debo decir que esta es una de las cosas que me sorprendió mucho y para bien desde que llegué, ya que creo que es un excelente sistema y un ejemplo de que hacer las cosas bien, funciona.

Puede causar un poco de ansiedad esto de las multas y no entender bien al principio como diferenciar, pero todo se aprende y con un pequeño cambio de mentalidad vas a estar ayudando al planeta.

Te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *