Un día en Milano: qué visitar

Un día en Milano: qué visitar

Desde Turín, la capital de Piamonte, es demasiado fácil llegar a Milano. De hecho, mucha gente hace este trayecto cada día para ir a su puesto de trabajo, gracias a los trenes de alta velocidad.

También se puede ir en bus, pero si van a hospedarse en Turín, lo cual es mucho mas económico y tranquilo, tranquilamente pueden hacer ida y vuelta en el mismo día para tener un pantallazo de Milán.

Los italianos en general, sobre todo del centro hacia el sur, tienen el concepto de que la vida en Milano es gris, industrial, corren de un lado a otro y solo piensan en el trabajo. Puede que haya algo de razón en todo esto, y puede que al compararla con Roma, Venecia o Florencia creas que no es la ciudad más linda de Italia, pero estoy segura que vas a saber encontrar su belleza como lo hice yo y no te decepcionará.

El duomo

 Esta imponente catedral gótica, hecha de mármol blanco y rosa de las canteras de Candoglia, tiene capacidad para 40.000 personas. En el escenario de la plaza que lleva su nombre, se puede admirar la estatua dorada de la Madonnina, que se encuentra en el chapitel más alto de la catedral. Se puede acceder fácilmente desde la estación de trenes en metro o a pie. Nosotros caminamos porque vale la pena hacerlo así y poder ver otros puntos importantes desde el minuto 0 que se pisa la ciudad, recomendable si se cuenta con poco tiempo! Consejo: para entrar, reserva tu entrada sin cola (con subida a las terrazas en ascensor). 

Galleria Vittorio Emanuele II

A pocos metros se encuentra la Galleria de Vittorio Emanuele II, probablemente una de las mecas de la moda. Aca podrás contemplar las vidrieras de las tiendas más top de la ciudad y pisar con fuerza las joyas del toro del mosaico que está en el centro de la galería: te traerá suerte!

Castello Sforzesco

Para comer hay dos opciones: buscar un restaurante donde probar la autentica milanesa (cotoletta a la milanese) o ahorrar y disfrutar del aire libre comiendo un panino o un  par de panzerotti de Luini en el Castello Sforzesco, antigua sede de los duques de Milán. Si optas por esta opcion barata, armate de paciencia porque suele haber MUCHA cola.

Pinacoteca di Brera y caminar por las calles del barrio

Por la tarde podemos caminar por las callecitas de Brera, el barrio mas pintoresco, y empaparnos de arte en la famosa Pinacoteca di Brera, donde se exponen entre otros “El beso” de Franscesco Hayez y obras de Caravaggio, Tintoretto, Rafael, El Greco y muchos más. 

Aperitivo en Navigli

Si queres completar tu experiencia en Milan luego de tanta belleza arquitectonica, tenes que hacer el aperitivo en la zona de Navigli. Fijate a que hora esta por atardecer, porque te aseguro que verlo desde el puente es una de las experiencias mas hermosas. Cuando cae la noche, ya podes ir por tu aperitivo italiano y disfrutar de una copa de Spritz y algo para comer. Aca van a encontrar muchos bares ofreciendo la famosa apericena, que en mi opinion ningun milanese va, esta hecho para el turismo. Puede ser conveniente en precio pero no en calidad, los cocktails no suelen ser buenos tampoco. Es solo un consejo, de todas formas van a disfrutar del paseo mas romantico de la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top