GASTRONOMIA

La cultura del café en Italia

Hoy les vengo a hablar de la cultura del café en Italia. Y es que viniendo de una ciudad amante del buen café y con bares en cada esquina como Buenos Aires, debo decir que esta es una de las cosas que más me está gustando de vivir en este país. Sabrán perdonarme los defensores a muerte del mate (que por supuesto tomo), pero hoy voy a dejar de lado esa hermosa costumbre argentina para profundizar en otra italiana, que al final, tienen el mismo significado.

Para los italianos tomar el café es toda una tradición y parte esencial de su cultura, es un ritual y tiene sus reglas.

No solo lo beben al levantarse o después de las comidas. La mayoría de los italianos, cuando simplemente están por la calle, solos o acompañados, pasan por un bar y se toman un café de pie, en la barra (al banco), esto es algo que me llamó la atención pero es muy común y además más barato que tomarlo en la sala. Ni hablar si se trata del bar del pueblo, donde todos se conocen con todos. Este es el momento ideal para compartir una linda conversación con los empleados del bar.


Cuando un italiano pide un café, sin aclarar, está hablando obviamente del café espresso, el de pocillo pequeño. Este tiene poca cantidad de agua y el sabor concentrado del café, al menos para los argentinos, la primera vez suele resultar fuerte. Tengo que decir que ya me acostumbré. Al principio lo pedía siempre “macchiato” (manchado) o sea con leche, pero hoy soy una tana más y hasta compro el café en grano en el mercado central.

Te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *